Esta salida del pasado sábado 19 por la plana del Baix Llobregat fue, lamentablemente la última de esta temporada que organiza Depana dentro del Ciclo de visitas gratuitas al Delta del Llobregat. Se trataba de dar a conocer la figura de protección que es el Parc Agrari, única en el mundo, que incluye un tipo de ecosistemas que se vienen a llamar ahora “agroecosistemas” con una importancia tanto en si mismos (pues albergan un número de especies que se han adaptado hace siglos a los usos agropecuarios tradicionales), como además por hacer de amortiguador entre las zonas altamente urbanizadas y los parajes naturales (un auténtico corredor biológico como se puede ver en el mapa). Hay que destacar también el patrimonio arquitectónico que incluye varias masias, algunas del siglo XVI.

Entre las observaciones, nos llamó poderosamente la atención una garcilla cangrejera (Ardeola ralloides) que remontaba el rio junto a varias garcetas (Egretta garzetta), asi como algunas simpáticas garcillas bueyeras (Bubulcus ibis) que utilizaban a las ovejas como medio de transporte.