Un informe del pasado 29 de marzo de los Serveis Territorials en Barcelona del Departament de Medi Ambient i Habitatge de la Generalitat de Catalunya, hecho público ahora, da un rotundo revés a los planes de desarrollo urbanístico del Barça y el ayuntamiendo de Viladecans en los espacios naturales del Delta del Llobregat. El informe es diáfano en su conclusión:

“La propuesta de modificación puntual del Pla General Metropolità no es compatible con la conservación de los valores de este entorno”.

Dando la razón a lo que ecologistas y conservacionistas llevamos tiempo denunciando: el deterioro ecológico de la zona y los execrables intereses urbanísticos y especuladores.

Podeis descargar nuestra nota de prensa aquí.

Repercusión en algunos medios:

La Vanguardia, Europa Press, El Mundo Deportivo, La Malla, E-Noticies.