Nuestra sociedad de consumo parece haber entrado en una espiral de “necesidades creadas”, cosas que ni nos hacen la vida más fácil, ni nos hacen más felices ni en realidad nos facen falta para nada…

Un ejemplo de este colmo del disparate comercial son las famosas capsulitas “Nespresso” de la transnacional suiza “Nestlé” y todos los sucedáneos subsiguientes de otras marcas, que están arrasando en el mercado. Ahora hablan de reciclar sus capsulitas de aluminio en contenedores apropiados que la marca facilitará entre hoy y los próximos años, y que se ubicarán en sus tiendas de diseño. Aquí uno se preguntan si la gente que apuesta por esta “commodity”, se va a tomar esta “molestia”. Es altamente improbable.

Algunos hacen de las penas alegrías, como los compañeros del semanari La Directa, que se han hecho la bonita cortina que veis en la foto. Yo en mi (inútil) batalla personal me he propuesto hacerme también una lámpara de “diseño”, con las que generan mis compañeros de trabajo, que son obviamente unos exquisitos del café, pero no del medio ambiente…

Me he estado informando sobre el tema y, en efecto, el aluminio puede reciclarse al 100% siempre que se lleve al reciclaje. El problema es que no se recicla ni el 40% del aluminio que se fabrica, por cierto, con unos costes ambientales considerablemente altos en su producción (la mayoría del aluminio que se consume en el mundo sigue obteniéndose de forma virgen de la tierra, a partir de la bauxita, con graves daños medioambientales derivados de su extracción y procesamiento). Por otra parte, los envases de “Nespresso” están aún bajo estudio ya que, aunque más del 90% de su composición es aluminio, el etiquetaje propio de la marca y la fina lámina de plástico que contiene el envase dificultan (aunque sólo en parte) su reciclaje.

Pero lo peor, por supuesto, es la realidad, no la teoría. El hecho de generar 50 gramos de residuos por cada 30 gramos de café, los miles de millones de cápsulas que nadie ha reciclado (el poso de café restante tras el uso queda “atrapado” en el interior de la cápsula, casi nadie se toma el trabajo de abrir la cápsula con un abrelatas, vaciar el poso y reciclar la cápsula), y que siguen y seguirán tirándose al contenedor de basura cada día en todo el mundo por más que “Nestlé” (fabricante y propietaria de “Nespresso”) anuncie a bombo y platillo que pondrá contenedores de reciclaje en diferentes puntos (de momento, solamente en Suiza) para acallar las voces que denuncian el enorme dispendio de aluminio en el medio ambiente (por más que algunos usuarios responsables traten de reciclarlo, una minoría absoluta de los mismos, desgraciadamente) y la promoción de la cultura de siempre: usar y tirar. Además, la campaña de reciclaje surge como respuesta a las denuncias de organizaciones ecologistas y asociaciones de consumidores, para evitar nuevos boicots como los que “Nestlé” ya sufrió, de forma absolutamente merecida, en el pasado. Puro “Green Wash”, como se dice en argot ecologista.

Otro tema de debate es el afán monopolista de la compañía, el impedimento premeditado de poder usar ningún otro tipo de cápsula de café en su máquina y la obligación de comprarles a ellos la capsulitas o guardar la máquina en el armario, aunque eso ya es cuestión de las preferencias del consumidor, más deslumbrado por la publicidad, el diseño, los colorines, los actores famosos y el sabor que por la compra reflexiva. Así que, en realidad, los vertidos de aluminio al medio ambiente se han incrementado en buena medida gracias a “Nestlé”, una de las 10 empresas de alimentación transnacionales más potentes del mundo y responsable de crímenes probados contra la salud pública y el medio ambiente (campañas de “leche maternizada” en África contra la leche materna que han matado -claro está, indirectamente- a miles de niños según “Save the Children” y otras organizaciones, explotaciones de cacao que utilizan -claro está, indirectamente- cientos de “niños-esclavos”, reetiquetaje de leche caducada en Colombia y una responsabilidad directa sobre la deforestación en Indonesia por sus adquisiciones masivas de aceite de palma procedente de terrenos de bosque primigenio arrasado para cultivar palma -Nestlé ha estimulado este mercado aprovechando, cómo no, la corrupción política del país-). En fin, creo que comprarle a “Nestlé” cualquier producto es financiar a una más de las grandes transnacionales inmorales que explotan los recursos naturales y las poblaciones de países en desarrollo (eso sí, enriqueciendo enormemente a sus gobernantes y a los propios directivos de la empresa). Por otra parte, “Nestlé” no deja de ser una empresa legal basada en las leyes discutibles del neoliberalismo globalizado y somos libres de comprarle a quién queramos.

Agusti

Ver la siguiente entrega: Necesidades creadas II.

Enlaces:

http://www.emailing.nespresso.com/nl/jsp/m.jsp?c=996f05d3f34e79d8c9 (el enlace de “Nespresso” y sus contenedores de reciclaje especiales).

http://www.greenpeace.org/espana/news/100318-02 (“Nestlé, la deforestación en Indonesia y el aceite de palma”, con un  “divertido” vídeo de “Kit Kat” en la pestaña inferior de la página).

http://www.swissinfo.ch/spa/sociedad/El_mercado_de_cafe_en_capsulas_explota_e_inquieta.html?cid=6453706 (tema “incógnitas sobre el café en cápsulas”).

http://www.intracen.org/Tdc/Export%20packaging/EPN/Spanish/epn50s.pdf (fabricación de aluminio a partir de la bauxita y efectos de su extracción sobre el medio ambiente -ver página 5-).

http://es.wikipedia.org/wiki/Nespresso (“vínculo Nestlé-Nespresso”, por si alguien duda del mismo).

http://www.soitu.es/soitu/2008/09/15/ilovepubli/1221493514_258085.html (tema “consumismo”, simplemente).

http://www.ecoticias.com/residuos-reciclaje/24365/noticias-medio-ambiente-medioambiente-medioambiental-ambiental-definicion-contaminacion-cambio-climatico-calentamiento-global-ecologia-ecosistema-impacto-politica-gestion-legislacion-educacion-responsabilidad-tecnico-sostenible-obama-greenpeace-co2-naciones-unidas-ingenieria-salud-Kioto-Copenhague-Mexico (página que comenta el futuro reciclaje de las capsulitas).

http://en.wikipedia.org/wiki/Nestl%C3%A9_boycott (en inglés: tema “responsabilidad de Nestlé en la muerte de miles de niños”, para mí algo casi tan inmoral como lo de “Union Carbide” en Bhopal, ¡increíble!).

http://www.solidaridad.net/noticias.php?not=103 (lo mismo, desarrollado).

http://www.facpe.org/index.php?Itemid=51&id=33&option=com_content&task=view <http://www.facpe.org/index.php?Itemid=51&id=33&option=com_content&task=view<http://www.facpe.org/index.php?Itemid=51&id=33&option=com_content&task=view <http://www.facpe.org/index.php?Itemid=51&id=33&option=com_content&task=view(idem de idem).

http://www.attacmadrid.org/d/9/080721114158.php (el monopolio corporativo de “Nestlé” sobre el agua embotellada, bien de primera necesidad, y más en los países pobres).

http://blogs.rtve.es/vicenteromero/2009/10/18/la-leche-amarga-nestle (artículo de RTVE sobre asuntos turbios de “Nestlé” con la producción láctea en Zimbawe y la hambruna en Etiopía).

http://www.nodo50.org/derechosparatodos/Areas/AreaAfrica8.htm (documento sobre el contencioso “Nestlé”-Etiopía en medio de la hambruna de 2002).

http://www.pilos.com.co/quejas/el-cacao-africano-y-nestle/ (tema “niños-esclavos”).

http://universo-solidario.blogspot.com/2009/10/el-cacao-de-nestle.html (mismo tema).

http://pxgp.net/nestle (historia resumida de “Nestlé”, con los escándalos incluidos).

http://alertasalimentarias.blogspot.com/2005/04/nestl-vende-leche-caducada-en-colombia.html (reetiquetaje de leche caducada en Colombia en 2004).