Las noticas que se vienen leyendo de que gracias a la crisis se han reducido las emisiones de gases de efecto invernadero no son nada más que un dislate informativo que no hace honor a la verdad.
España sigue sin cumplir con el Protocolo de Kyoto. Nuestro compromiso es no aumentar nuestras emisiones más de un 15% con respecto al año de referencia (1990), pero nuestras emisiones siguen estando por encima de ese objetivo (en 2009 se situaron un 28% por encima de las del año base). Si bien es cierto que en estos últimos años hemos reducido nuestras emisiones y se ha acortado la diferencia, ello se ha debido mayoritariamente a la coyuntura económica de crisis (disminuyen las emisiones del transporte y la industria), más que a que se hayan modificado los habitos de consumo y movilidad, o que se hayan producido los cambios estructurales necesarios (en el modelo energético) para asegurar reducciones permanentes de emisiones.
Por lo tanto estas noticias no deben ser un acicate para detener o relajar nuestros esfuerzos, ni crear falsas expectativas.
Más información aquí.