Empezamos bien. Rosa Aguilar, después de declarar que “pintaría ministerio de verde” anuncia que no asistirá a la décima Conferencia del Convenio de Biodiversidad de Nagoya, la COP-10. Se conoce que la sesión de control al Gobierno del Congreso de los Diputados de mañana, es más importante que la cumbre de que la que depende la conservación de la Biodiversidad en el planeta, el problema medioambiental más grave y urgente junto con el Cambio Climático.

En palabras del secretario general de WWF España, Juan Carlos del Olmo, “desde luego sería muy deseable” que acudiera porque “si la cumbre empieza a desinflarse porque el perfil es muy bajo, será muy difícil conseguir algún resultado de una cumbre que es totalmente vital”. En compensación, exige “pasos potentes” en la reorganización del departamento y que “saque del ostracismo la biodiversidad”.

Como han enfatizado en su blog sobre Nagoya Ecologistas en Acción, esta cumbre no es sólo una reunión más, sino que tiene lugar tras el fracaso en detener la pérdida de Biodiversidad para 2010, y en el Año Internacional de la Biodiversidad, acontecimiento que debe servir a los gobiernos para tomar conciencia de la importancia de conservar la Biodiversidad para asegurar el futuro de la vida en la Tierra.

Somos responsables de la sexta gran extinción, que no hay que olvidar que avanza imparable, con una tasa de pérdida de especies entre 100 y 1.000 veces mayor de lo normal.

Noticia.