Más corruptelas infames de la mano de atentados al medio ambiente, publica El País.

Efectivos del Equipo de Delitos Urbanísticos de la Guardia Civil de Lleida han imputado a un total de 41 personas, entre ellas un ex alcalde y varios constructores, por un presunto delito contra la ordenación del territorio por construcciones ilegales realizadas en los términos municipales de Vielha, Naut Aran y Es Bordes, en el Vall d’Aran.

La investigación se inició a principios de 2009 en colaboración con la Fiscalía de Medio Ambiente, después de varias denuncias relacionadas con varias construcciones ilegales en suelo rústico de protección especial en los municipios de Vielha, Naut Aran y Es Bordes. En concreto, la irregularidad urbanística consiste en la autorización de obras para convertir antiguas cabañas de pastores o bordas en viviendas entre los años 2003 y 2007. La mayoría de dichas construcciones carecían de licencia municipal, del informe de la comisión provincial de Urbanismo de la Generalitat y del informe favorable del Consell General d’Aran, máxima institución de autogobierno del valle. Además incumplen la normativa técnica sobre medidas y alturas. Todas ellas estaban situadas en suelo no urbanizable de protección especial, no legalizable por su situación y hallándose algunas en espacios protegidos de interés natural (PEIN).

Entre las personas imputadas por la Guardia Civil en este presunto caso de delito urbanístico se encuentran el ex acalde de Vielha y actual vicepresidente de la Diputación de Lleida, Joan Riu, de Unitat d’Aran (UA), y la secretaria municipal, que podrían ser acusados además de un delito de prevaricación. También figuran varios promotores, constructores y particulares del valle.