La cumbre del clima de Cancún o COP16 se ha cerrado como suele pasar, con un acuerdo in extremis, que por primera vez ha sido por consenso pero no por unanimidad (193 países, a excepción de Bolivia).

Este acuerdo establece los siguientes compromisos:

  • Reducción de emisiones de GEI del 25 al 40% para el 2020 por parte de los países industrializados (incluyendo a EEUU, hay que congratularse).
  • Creación de un “Fondo Verde”, para que los países ricos compensen a los países subdesarrollados.
  • Se acepta el protocolo REDD (reducción de la deforestación y la protección de los bosques) para que los países pobres respeten sus bosques.

Aún así, estos compromisos se reconocen insuficientes para no superar la barrera de los 2C de temperatura.

Muchos de estos se han planteado de hecho como “objetivos, sin que se concreten los mecanismos que permitirán llevarlos a cabo.
Mucho trabajo pues pendiente para la COP17 en Durban (Sudáfrica) en 2011.

Repercusiones en WWF, Greenpeace, EFE-verde, el País.