Indignación y rabia… No tienen bastante con torturar a un animal toda la vida, privándole de libertad, a un animal que nació para ser compañero del viento, para ser el dueño del cielo…

Desde luego, ya lo dicen, el grado de civilización de un pueblo se mide en la forma en que trata a los animales…

Hablamos del Decreto Ley publicado el pasado 21 de noviembre en el Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya, con que la Generalitat pretende modificar la Ley de protección de los animales y donde se establece un régimen de captura en vivo y posesión de pájaros fringílidos dirigido a la cría en cautividad, durante el año 2011.

“El Decreto recién publicado empeora aún más las viejas autorizaciones catalanas”, como denunica César Javier Palacios en su blog. Así, se presenta una macabra lista de los más de 60.000 pájaros que se podrán capturar, a saber:

  • Pinzón común (Fringilla coelebs): 46.885 ejemplares
  • Jilguero (Carduelis carduelis): 6.504 ejemplares
  • Verderón (Carduelis chloris): 3.490 ejemplares
  • Pardillo (Carduelis cannabina): 3.367 ejemplares.

Pero… ¿por qué no se contentan con la cria en cautividad? ¿por qué son necesarias más capturas? Y ¿quién va a controlar estos números realmente? ¿cuántas víctimas colaterales (aves muertas, mutiladas…) va a haber?

Para empezar, como se pregunta Depana en su nota de prensa: Facilitar la captura de fringíl·lids, una mesura urgent contra la crisi? ¿Dónde está la extraordinaria y urgente necesidad para emplear una vía excepcional como ésta? ¿Qué tipo de técnica jurídica habilita el Gobierno por desproteger estas especies con un mecanismo pensado para emergencias, inundaciones o catástrofes?

Para seguir, esta ley contraviene no sólo los estudios científicos aportados reiteradamente sino legislaciones estatales y europeas, como denuncia SEO/BirdLife en Nota de Prensa [SEO lanzó este año justamente una campaña contra la caza ilegal]. Hecha la ley… ¿hecha la ilegalidad…? ¿Qué hacer cuando los garantes de la ley actuan irresponsable y criminalmente? ¿Es justo que las multas futuras derivadas de esta infracción las paguemos todos? ¿Quién se beneficia en el fondo? hablemos claro, su objetivo no es la alegada tradición, sino el mero lucro de un sector equiparable, en carencia de empatía, al taurino (tema para el que parece que si hemos desarrollado una cierta sensibilidad, curiosamente).

Para terminar, la Generalitat aprobó por ley este Decreto, una manera de evitar no ya su tramitación “democrática” en el parlament, si no la deseable participación ciudadana, en forma de posibles alegaciones o recursos en los tribunales por parte de las ONG, puesto que son normas contrarias al medio ambiente, como pone de manifiesto el Ecodiari.

Apoyan esta campaña: ADENC-EdC, Associació de Naturalistes de Girona-EdC, CEPA-EdC, DEPANA, Ecologistes en Acció de Catalunya (EeAC), Ecologistes de Catalunya (EdC), Grup de Defensa del Ter-EdC, Grup Naturalistes d’Osona, IAEDEN-EdC, IPCENA-EdC, SEO/BirdLife, WWF.

Las fotos (pardillo, jilguero y pinzón) son cortesía de Salva Solé.