Yo también soy pato, es la campaña que ha lanzado WWF por Facebook para conmemorar el día Mundial de los Humedales, y así incidir en el conocimiento de su problemática. Nosotros lo hemos celebrado hoy, día 5 de febrero con los compañeros de SOS Delta en el más frágil y vulnerable de los humedales catalanes, el Delta del Llobregat.

Aunque los humedales son uno de los ecosistemas -si no los más- amenazados del planeta, son también de una exhuberante biodiversidad, para cuya conservación WWF nos da unos sencillos consejos:

10 claves para salvar los humedales

1. Mejorar su conocimiento científico para enfocar correctamente su gestión

2. Aumentar transparencia y participación pública en su conservación

3. Formación y capacitación de la población local y de gestores del agua y el medio natural

4. Gestión integrada de cuencas dentro de los Planes de Demarcación Hidrográfica que aseguren la conservación de los humedales a través de integrar los recursos de agua subterráneos y superficiales junto con los diferentes usos y la consecución del buen estado ecológico de las masas de agua.

5.
Planificar el territorio considerando los humedales como elementos fundamentales de integración, reduciendo la presión de los usos en su entorno y evitando la pérdida de hábitats de humedales.

6. Diseñar planes de gestión de los humedales, de forma análoga a los planes de gestión de la Red Natura 2000.

7. Declarar acuíferos sobreexplotados allí donde sea necesario y diseñar planes de gestión sostenible de los acuíferos de los que dependen los humedales, de forma que se respete la cantidad de agua que necesitan.

8. Eliminar captaciones de agua ilegales, que roban el agua a los humedales y a los usos legales

9. Eliminar subsidios “perversos” que incrementan y fomentan el uso indiscriminado del agua, potenciando en cambio las ayudas a la agricultura de secano y a los agricultores que trabajan para reducir su impacto sobre los ecosistemas acuáticos.

10. Restaurar humedales como forma de recuperar biodiversidad y servicios ambientales, y como una estrategia de adaptación al cambio climático, para evitar inundaciones y erosión.

¿Qué bienes y servicios nos proveen los ecosistemas de humedales?

– Control de inundaciones
– Agua limpia: recarga de acuíferos, depuración de aguas
– Estabilización de la costa y protección frente a tormentas
– Retención y exportación de sedimentos y nutrientes
– Reserva de biodiversidad: hábitat de especies clave,refugio de aves migratorias
– Suministro de alimentos, materiales y medicinas
– Valores culturales
– Valor cultural
– Ocio y turismo
– Lucha contra el cambio y climático y adaptación a él

El dramático caso de las Tablas de Daimiel

El Parque Nacional de las Tablas de Daimiel es un valioso humedal que salió temporalmente de una situación crítica en 2010 gracias a las excepcionales aportaciones superficiales de las abundantes lluvias de ese año y el siguiente. Sin embargo, su fragilidad ante los momentos de sequía permanece, ya que su supervivencia en los años secos depende del aporte de las aguas subterráneas. En la actualidad el acuífero del que depende está declarado sobreexplotado. Además, unos 10.000 pozos ilegales continúan extrayendo cerca de 50 hm3 de agua cada año. Si no se establece un control serio y cierre de dichos pozos ilegales y se continúa con la compra de derechos con el fin de reducir las extracciones, este humedal considerado tan singular está condenado a desaparecer definitivamente.

Este proceso amenaza a otros humedales como Doñana, y por ello ya se le conoce tristemente como “daimielización”.