S.O.S. Delta del Llobregat

Los ajustes en el presupuesto de Medio Ambiente, más que recortes se pueden considerar hachazos.

Una amiga, ante el miedo de muchos ecologistas a pronunciarse en temas de política, me decía: ojo, que somos apartidistas, ¡no apolíticos! Y es que, si el medio ambiente es inseparable de nuestra propia vida, menos lo es de la política… Por lo tanto no hay que temer a llamar a las cosas por su nombre, denunciar o aplaudir las decisiones políticas, sin mirar el color de la camisa del que las toma.

Recortes que triplican al resto

Así, podemos decir sin miedo a equivocarnos, que las últimas políticas ultraliberales (bastante apartidistas, por cierto, las hace cualquier partido) se están ensañando con los más débiles y el medio ambiente –que encima no vota-, está vendido. Cuando la mayoría de ministerios recortaban un 10%, medio ambiente lo hacía un 30 (artículo: Lo que importa el medio…

Ver la entrada original 729 palabras más