El pasado sábado 7 de julio cuatro voluntarios dimos un paseo por la carretera de les Aigues y revisamos el estado de nuestros plantones y “Waterboxx”. Hizo un día excelente, ni demasiado soleado ni demasiado caluroso, y tuvimos la ayuda de dos nuevos colaboradores ocasionales, Ferran y Roberto, que nos ayudaron a limpiar, proteger y recargar de agua, cuando fue necesario, los aparatos. ¡Desde aquí queremos agradacerles su esfuerzo!
Los plantones estaban en bastante buen estado y casi todos los Waterboxx estaban llenos de agua, salvo uno que apareció desmontado, suponemos que por la acción de algún jabalí sediento. Algunos plantones aparecieron de nuevo dañados por la acción de estos animales, y cuatro plantones habían muerto por la acción combinada de jabalíes, sol directo y probablemente alguna enfermedad. De los plantones de control sólo han sobrevivido seis hasta el momento.
Aunque la mayoría de los plantones siguen vivos, no obstante la tasa de crecimiento es baja y no podemos asegurar la retirada de los Waterboxx para este invierno, pero ahí seguiremos, vigilándolos y cuidándolos hasta que consigan, al menos la mayoría, salir adelante.
Més info