(Por Clara Juanes y Chus Díaz)

Plaza dels Àngels, frente al MACBA, 12:00 hrs… ¡pistoletazo de salida! Empezamos el día con mucha energía y dispuestos a contagiar nuestras buenas vibraciones a todos aquellos que quisieran pasarse por la plaza para compartir La Hora del Planeta 2013 con nosotros.

lhpspinning2

Master class de spinning

El objetivo de esta jornada era contribuir a la concienciación ciudadana sobre la importancia de detener el cambio climático y fomentar el consumo responsable. Cada pequeño gesto, cada acción particular, suma para ayudar a nuestro maltrecho planeta. En este día, la participación individual, en colaboración con la de edificios públicos emblemáticos de miles de ciudades en todo el mundo, se sumó al apagón como gesto simbólico para llamar la atención a nuestros gobiernos sobre la necesidad de tomar medidas urgentes. La dura crisis que vivimos ha provocado un retroceso en políticas medioambientales que no nos podemos permitir, ya que no solo no retroceder, sino avanzar a grandes pasos, es imprescindible para asegurar una larga vida a la Tierra y a las especies que vivimos en ella.

Con esta iniciativa pusimos en marcha nuestra Hora del Planeta en Barcelona, con la intención además de compartir risas, conversación agradable y positividad durante todo el día.


Actividades para todos

lhppandamob2

El Baile del Planeta

Los más deportistas y madrugadores que se apuntaron a las clases de spinning de BikeLIVE disfrutaron de dos master class de altura (y nunca mejor dicho, porque fueron impartidas desde el balcón del Convent dels Àngels), que animaron a todo aquel que todavía se lo estuviera pensando. Entre una clase y otra nos lanzamos al primer pase del Baile del Planeta. La coreo a ritmo de “Without you” y un poquito de ayuda de los que se la sabían mejor hicieron que nos saliera un baile casi, casi perfecto (hay vídeo para la posteridad).

lhpbatucada2

A ritmo de batucada

La tarde comenzó con el segundo pase del Baile del Planeta. La alegría de los que se animaron a bailar la canción de David Guetta contagió a quienes lo vivimos desde fuera como espectadores. Y con ese buen rollo afrontamos el resto de actividades. El toque musical afrobrasileño vino de la mano de Festimbal, que nos amenizaron con una batucada llena de energía positiva. La fiesta continuó gracias al contrabajo, al saxo y a la batería de Manel Fortià Trio: su concierto acústico de jazz llenó de ritmo la plaza. Algunos voluntarios no podían dejar de bailar…

lhpmalabares2

Clarinetes y malabares con fuego

A medida que se acercaba la hora del apagón, el ambiente se fue volviendo más íntimo. Los medios de comunicación que vinieron a cubrir la noticia captaron el momento en el que encendimos 60 velas y formamos con ellas las letras WWF y el número 60. Poco después, el MACBA apagó sus luces. ¡La Hora del Planeta había empezado oficialmente en nuestra plaza! Para celebrarlo, Verónica nos regaló un espectáculo de juegos malabares con fuego siguiendo la música clásica y el jazz que tocaba el dúo de clarinetistas Twophonics.


Y en nuestra carpa…

lhpjazz2

Jazz ante las velas

Durante todo el día estuvimos ofreciendo actividades y obsequios a quienes se acercaron a nuestra carpa. Para fomentar los huertos urbanos, repartimos plantones de hortalizas. Eso sí, cada uno se tenía que preparar su propia maceta para que, con algunos cuidados y una buena dosis de sol en el balcón, se transformasen en unas semanas en apetitosas coles, pimientos, escarolas, acelgas, cebollas…con sabor a LHP.

Para los más pequeños montamos una zona de juegos a la que llamamos Manualidades Panda. Allí podían colorear las ilustraciones que llevamos para la ocasión, improvisar sus propios dibujos de animales o aprender a hacer papiroflexia. A cambio de sus elefantes, delfines, mariposas o pollitos, les regalábamos una galleta con el panda de WWF.

lhpmanualidades2

El panda de Nubiola

Aunque los niños no fueron los únicos que disfrutaron en Manualidades Panda: algún que otro padre dio rienda suelta a su vena creativa; incluso se acercó hasta allí Nubiola, un artista de paso por la plaza, que nos dibujó su particular versión de WWF y de los panda.

En nuestra carpa también tuvieron un lugar destacado Alfredo, de la cooperativa Som Energia, que explicaba los beneficios de las energías renovables a todo el que estuviera interesado; y Roberto, un fotógrafo profesional que nos acompañó durante toda la jornada captando imágenes fantásticas con su cámara.


Una experiencia emocionante

Cuando La Hora del Planeta terminó, llegó el momento de las despedidas. Los voluntarios volvimos a nuestras casas exhaustos, pero emocionados por todo lo que habíamos vivido. Queremos dar las gracias a todos los que os acercasteis hasta la plaza dels Àngels para compartir una jornada tan especial para nosotros. Vuestra complicidad nos dio fuerzas e ilusión para seguir organizando nuevas acciones en defensa del medio ambiente.

Y gracias, por supuesto, a todos los que apoyasteis la Hora del Planeta desde casa, porque la suma de todos vuestros pequeños gestos consiguió darle un merecido respiro a esa Casa de todos, con mayúscula, que es la Tierra.

lhpmacba2

El MACBA, apagado