Una nueva jornada de La Hora del Planeta en nuestra ciudad, una nueva oportunidad de manifestarnos en contra del cambio climático y de la extinción y contaminación de nuestros ecosistemas. Y en nuestro grupo nos propusimos llenar este día de actividades lúdicas y educativas para celebrarlo, e intentar como cada año superar el anterior en diversión, energía y ganas de reivindicar nuestro hartazgo por las políticas contaminantes y sobreconsumistas con las que nos llevan nuestros gobiernos hacia la destrucción de nuestro entorno.

Charlas, gymkana y otras actividades

2014lhp3

Nuestra carpa, ante el MACBA

Como el año pasado, la ubicación de nuestra carpa y punto central del encuentro fue la Plaça del Àngels, enfrente del MACBA. El programa esta vez lo basamos en la concienciación del ciudadano en los cuidados del medio ambiente que están en nuestras manos como consumidores. Para ello contamos con la participación de la cooperativa de energía verde de Som Energia,  que colaboraron con varias charlas sobre  la regulación de la tarifa energética actual y el autoconsumo energético, siempre teniendo como fondo el deseo de cambiar el modelo energético actual y el objetivo de alcanzar un modelo 100% renovable.

 

Para los más pequeños, la gymkana ecológica fue un reto para niños y padres quienes, provistos de un mapa de la plaza, debían superar cada una de las tres pruebas para poder proclamarse “Exploradores Panda” de LHP y obtener la . Cada prueba de la “Gympanda”  implicaba un aspecto diferente de nuestra responsabilidad ciudadana hacia el cuidado del medio ambiente: colorear animales en extinción para ser Amigo de las especies amenazadas; participar en un pequeño concurso sobre ahorro doméstico de energía para convertise en Héroe del ahorro energético, y aprender a reciclar adecuadamente nuestros residuos cotidianos  como Experto en reciclaje fueron los objetivos a superar en las que los niños participantes demostraron ser unos magnificos futuros conservadores del planeta. Uno de los premios que más gustaron fue la posibilidad de irse a casa con la cara pintada de oso panda, ¡todo un éxito!

Tristemente, la última actividad progamada para la mañana, la clase abierta de Swing organizada por la escuela Ballaswing.cat, tuvo que ser cancelada a última hora a petición del ayuntamiento. Una pena, ¡pero contamos con ellos para el próximo año!

Como actividades durante todo el dia, no podían faltar la donación de plantones, las recogidas de firmas y la información en carpa sobre las campañas actuales de la organización y del grupo, y sobre cualquier tema de interés medioambiental que pudiera preocupar a nuestros visitantes.  Los plantones de pimientos, tomates y berenjenas de variedades locales, para que todo aquel interesado pudiera comenzar su propio huerto urbano en el balcón, fueron como cada año una de las actividades más demandadas.

Batucada, manifiesto y apagón

2014lhp2

Gimpanda para los más pequeños

La animación continuó en la Plaça dels Àngels por la tarde. Ni siquiera el viento y el frío pudieron con nuestras ganas de ayudar al Planeta. Aunque inicialmente habíamos previsto la Gimpanda sólo por la mañana, decidimos mantenerla también en horario de tarde para contentar a los pequeños aspirantes a exploradores que se acercaban a nuestra carpa. Los niños nos demostraron que son unos auténticos expertos en reciclaje, que saben cómo ahorrar energía en casa y que están concienciados con la necesidad de proteger a los animales en peligro de extinción. Todos ellos acabaron la gymkana con su insignia acreditativa de Explorador Panda y nos llevaron a pensar que el futuro del Planeta está en buenas manos.

 

Aunque el plato fuerte de la tarde fue la actuación de Festimbal. El grupo de percusión afrobrasileña volvió a acompañarnos este año con una espectacular batucada que congregó a multitud de curiosos en la plaza. Sus ritmos alegres fueron el preludio ideal para el encendido de velas y la lectura del manifiesto de La Hora del Planeta, a cargo de uno de nuestros voluntarios.

2014lhp1

Espectacular batucada con Festimbal

El manifiesto recogía la voluntad de WWF de enviar un “claro mensaje de preocupación ambiental” a la población mundial con el simple gesto de apagar la luz durante una hora. Pero también expresaba su deseo de no conformarse con ese símbolo y conseguir que el gesto sirviese para marcar el rumbo hacia un futuro sostenible en el que todos juntos, uniendo nuestras conductas individuales, logremos cambiar los “modelos de desarrollo económico destructivo” y las “políticas que deterioran el medio ambiente”. El manifiesto acababa resaltando el objetivo de La Hora del Planeta de expresar un deseo a nivel global: “el de la convivencia armónica entre hombre y naturaleza; el de conseguir que las generaciones venideras puedan heredar un planeta mejor que el que nosotros heredamos”.

Y, tras la lectura del manifiesto, llegó el apagón de luces. Para ello contamos un año más con la complicidad del MACBA, al igual que con la de otros muchos edificios y monumentos emblemáticos de nuestra ciudad y del mundo entero. Fue el último acto de una jornada que a los voluntarios de WWF en Barcelona nos dejó agotados por el intenso trabajo de las últimas semanas, pero emocionados y satisfechos por la labor realizada.

No podemos terminar este post sin agradecer su apoyo a todos los que se unieron a nosotros en La Hora del Planeta. De entrada, a los ciudadanos que visitaron nuestra carpa, participaron en nuestras actividades y se interesaron por nuestros proyectos. También a quienes, desde sus casas, realizaron el apagón. Al MACBA, a Som Energia, a Festimbal y a todos aquellos que aportaron su granito de arena para lograr que nuestro proyecto se convirtiera en realidad. Y también a Adrià Iglesias y Anna Prats, los dos periodistas que pasaron toda la jornada con nosotros para cubrir el acto y preparar una fantástica crónica en vídeo. Si no la habéis visto todavía, ¡os la recomendamos!

A todos, ¡gracias por haber contribuido a iluminar el Planeta!