Bueno, ha llegado el momento… parece que hace nada que escribí el primer post de éste, mi primer blog, más de dos años atrás… decir que ha sido un placer compartirlo con tod@s, l@s que lo habéis seguido o l@s que habéis venido a parar aquí un dia por casualidad, navegando…

La idea original de este blog era y creo que he sido fiel, no sólo divulgar los proyectos del grupo local de voluntari@s de WWF, sino también otras actividades que tenían lugar en Barcelona, relacionadas con el medio ambiente (como charlas o actividades en las que participábamos y de las que hacíamos un resumen), y noticias relacionadas con el medio ambiente en Catalunya. Y que fuera como una base de datos de las problemáticas medioambientales (al menos para mi, lo ha sido). Además hemos intentado con nuestra Agenda Verde, que os pudierais apuntar a todas estas iniciativas y así contribuir con la autoformación a la mejora personal y colectiva al medio ambiente.

Pero al ir implicándome y conociendo todo lo relacionado con la conservación en nuestros alrededores, también fui sabiendo de proyectos superinteresantes, como el S.O.S. Delta del Llobregat. Siempre me había maravillado este oasis de biodiversidad a 10 min de Barcelona, pero conociendo a las personas que lo defendían, me di cuenta de lo castigado y amenazado que estaba, y me uní a la plataforma, en la que entre otras cosas, me hice cargo del blog, en enero. Así fue como cambié a mi alter ego Arpella.

Las circunstancias hicieron que me tuviera que volcar en otra campaña, la de la Plataforma Aturem Eurovegas, cuando desde SOS Delta vimos que se nos  venía encima el que sería el jaque mate para nuestro querido Delta. También me hice cargo, como no podía se de otra manera, del blog y de la comunicación. Como sabéis de momento se ha alejado esta amenaza, dando  sólo -lamentablemente, una tregua al Delta…

Visto que nada detiene a la codicia en estas tierras, hemos decido pasar de la defensiva a la  ofensiva, con una campaña para la protección definitiva del Delta del Llobregat, que es la Declaración del “Parc Natural del Delta del Llobregat i la Vall Baixa“. Lo merece por sus valores naturales (es el tercer humedal de Catalunya) y paisajísticos, y se lo debemos. Esperamos pronto lanzar la propuesta para la que contamos, ahora que parece que la gente conoce y aprecia más este espacio natural, con tener un amplio respaldo popular.

Todo este trajín ha hecho que, en los últimos meses, haya tenido este blog bajo mínimos. De los objetivos que comentaba, sólo he conseguido a duras penas dar difusió a otras acciones… y la verdad es que tener un blog para rebloguear es una lástima (blog signica “cuaderno de bitácora”), lo bonito (y con lo que disfruto) es escribir artículos originales. Con la nueva campaña veo que irá a más, de ahí mi decisión de dejarlo.

Si os interesa, podéis seguirme en el blog de SOS Delta (cada vez más en catalán), en el que también hay la opción de subscribirse o bien a la lista de correo “Amics del Delta” a la que envio un boletín con las actividades. De Aturem Eurovegas no os puedo decir nada porque está en proceso de reestructuración para ver cómo seguimos trabajando por la defensa del territorio, en concreto de la agricultura. Os animo a que sigáis o colaboréis con el grupo local de WWF, que continuará difundiendo sus acciones en la web oficial, y redes sociales.  Por mi parte lo dejo y me uno al área de agroecología de Ecologistas en Acción, con la intención de aprender a cuidar y mejorar esos ecosistemas tan fundamentales en el Delta, los agroecosistemas.

La arpella, el aguilucho lagunero (Circus aeruginosus) es una rapaz impresionante, con brillos dorados que le dan el nombre científico, el alma de los humedales donde se alimenta y patrulla silenciosa (como intento hacer yo por el todo el Delta). Dejó de criar en el Delta del Llobregat cuando se ejecutó la última ampliación del aeropuerto, en concreto esa terminal que está vacía. Como dije en la declaración de principios de este blog, tenemos que ser conscientes de las consecuencias de nuestros actos en el medio ambiente, tanto cómo nos movemos, qué comemos, consumimos… calcula tu huella ecológica y te sorprenderás de tu impacto sobre el planeta, sólo comer carne o coger un par de aviones al año la disparará. Todos nuestros actos diarios repercuten en la pérdida de biodiversidad y la degradación de ecosistemas aquí y en todo el globo, y afectan a las personas que dependen de ellos, las más vulnerables. En tu chocolate puede haber un trozo de selva lluviosa, en tus gambas uno de manglar, en tus muebles, uno de la Siberia virgen, tus cachivaches electrónicos conllevan rios muertos, guerra y esclavitud, etc. Hay que abrir los ojos a la realidad y aprender a ser humilde para poder cambiar.

“Lo menos que puedo hacer es hablar por aquellos que no pueden hablar por si mismos” Jane Goodall.

“Haber olvidado cómo cavar la tierra y colocar la semilla es haberse olvidado de uno mismo”. Mahatma Gandhi

Solamente me queda dar las gracias a los colaboradores que  han contribuido con artículos y crónicas, como Agustí Cruz y Raúl Bastida, de todo corazón, y a WWF por haberme apoyado en esta aventura y por todo lo que me ha enseñado.